¿Cómo Ayudar? - Haga su donativo 

Trabajamos para unir las mentes y corazones de salvadoreños en la construcción de valores democráticos basados en libertades individuales y económicas.


Le invitamos a unirse a este esfuerzo para lograr en El Salvador una convivencia social pacífica, nacida de responsabilidad y solidaridad, con oportunidades para todos, garantizando así el respeto al estado de derecho y la institucionalidad democrática.
 

Al incorporarse como donante de FUSADES, con su donación libre de impuestos, usted está apoyando nuestro trabajo por el desarrollo económico sostenible de las comunidades más desfavorecidas, juntos vamos a convertir a El Salvador en un país de oportunidades, prosperidad y empoderamiento de su ciudadanía.
 

Donaciones personales

CategoríasBeneficiosAporte anual
COBRE
  • Boletines electrónicos periódicos
  • Invitaciones a eventos ad-hoc y charlas especiales
  • Descuentos especiales en eventos
  • Ubicación preferencial en eventos como “Promueve tu País” y “Fusades Abierto”

US $25 Donar ahora

 

BRONCE
  • Boletines electrónicos periódicos
  • Boletines trimestrales impresos
  • Participan en el equipo de edición de blogs
  • Descuentos especiales en eventos

US $100 Donar ahora

 

PLATA
  • Acceso VIP a Informes de Coyuntura u otros
  • Ubicación preferencial a eventos
  • Participación en sesiones especiales de las comisiones de los departamentos con base en política establecida
  • Invitaciones exclusivas
  • Descuentos especiales en eventos

US $250 Donar ahora

 

 

Donaciones corporativas

Nuestros donantes corporativos tienen la oportunidad de apoyar el trabajo de FUSADES en general o apoyar temas específicos y/o proyectos concretos.

CATEGORIASBENEFICIOSAPORTE ANUAL
ORO
  • Invitaciones a eventos exclusivos para 4 directivos/staff
  • Visitas guiadas a proyectos y beneficiarios
  • Mención especial en memoria anual de labores
  • Descuentos especiales en eventos
  • Cuatro agendas ejecutivas y 4 pines exclusivos

US $1,000
hasta
US $5,000Donar ahora

 

DIAMANTE
  • Dos presentaciones privadas de informes coyuntura
  • Reconocimiento durante Asamblea General
  • Mención especial en memoria anual de labores
  • Invitaciones a eventos exclusivos para 8 directivos/staff
  • Ubicación VIP en eventos de FUSADES
  • Visitas guiadas a proyectos y beneficiarios
  • Descuentos especiales en eventos
  • Colección anual de publicaciones
  • Ocho agendas ejecutivas y 8 pines exclusivos

US $5,001
hasta
US $10,000Donar ahora

 

PLATINO
  • Cuatro presentaciones privadas de informes coyuntura
  • Reconocimiento durante Asamblea General
  • Mención especial en memoria anual de labores
  • Invitaciones a eventos exclusivos para 12 directivos/staff
  • Ubicación VIP en eventos de FUSADES
  • Visitas guiadas a proyectos y beneficiarios
  • Descuentos especiales en eventos
  • Doce agendas ejecutivas y 12 pines exclusivos

US $10,000
en adelanteDonar ahora

 

 

¿Cómo ayudar?

Suscríbase a nuestro boletín mensual INFÓRMATE, para recibir nuestros documentos digitales y lo más reciente de FUSADES.

Suscríbase

 
Suscríbase

Crecimiento y empleo

Crecimiento y empleo

El capítulo 41 del génesis en la Biblia, cuenta la historia de la interpretación que José, hijo de Jacob, hizo del sueño del Faraón: –“En mi sueño, he aquí, yo estaba de pie a la orilla del Nilo. Y vi siete vacas gordas y de hermoso aspecto que salieron del Nilo; y pacían en el carrizal. Pero he aquí, otras siete vacas subieron detrás de ellas, pobres, de muy mal aspecto y flacas, de tal fealdad como yo nunca había visto en toda la tierra de Egipto”. –José, le anunció: “He aquí, vienen siete años de gran abundancia en toda la tierra de Egipto, y después de ellos vendrán siete años de hambre”, y le aconsejó “nombre intendentes sobre el país y exija un quinto de la producción de la tierra de Egipto en los siete años de abundancia”, “y que los víveres sean una reserva para el país durante los siete años de hambre que ocurrirán en la tierra de Egipto”.
Mucho se ha dicho acerca del impacto que tienen los impuestos y el gasto social sobre la pobreza en el país, llegando, en ocasiones, a conclusiones opuestas, frecuentemente a partir de análisis parciales. Algunos analistas afirman que los impuestos los pagan todos los ciudadanos, y que los más perjudicados son los de menores ingresos. Además, se señala que el gasto social, sobre todo cuando se trata de subsidios generalizados, no resuelve el problema estructural de la desigualdad y la pobreza en el país, y que este gasto llega solo a un segmento pequeño de la población, dejando fuera a varias familias de escasos recursos.
En El Salvador, desde inicios de los años noventa al presente, la evolución de los ingresos de la población muestran un incremento general, lo que ha mejorado las condiciones económicas de vida de los salvadoreños; sin embargo, durante los últimos años, los avances se han ido alcanzando más lentamente. Asimismo, aunque el país ha percibido un patrón de crecimiento económico que ha reducido tanto la pobreza como la desigualdad, sus cambios no parecen haber acontecido en la misma dirección en períodos específicos, lo que plantea mayores interrogantes sobre la naturaleza de la relación en el país. Hay momentos en que la pobreza disminuye, pero aumenta la desigualdad (1992-1994), o momentos en que sube la pobreza, pero disminuye la desigualdad.
Uno de los mayores desafíos económicos en El Salvador, como en muchos países en desarrollo, es la insuficiente generación de empleo formal, ya que la informalidad es alta entre los ocupados. De acuerdo con la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM) 2013, solo el 31.1% de hombres y 27.6% de mujeres en edad de trabajar se encontraban afiliados a algún tipo de seguridad social. Además, se estima que cada año el país necesitaría crear más de 60,000 empleos para absorber la nueva fuerza de trabajo, pero la realidad es aún muy distante. Por ejemplo, en febrero de 2015, cotizaron al Instituto Salvadoreño del Seguro Social 795,411 trabajadores, es decir, 8,369 cotizantes más que en febrero de 2014; a pesar de este aumento, los empleos generados hasta febrero de 2015 son solo el 27% de los 30,527 que se lograron aumentar al mismo mes de 2014.
En este trabajo se estudia la dinámica del mercado laboral salvadoreño con el fin de identificar los factores que facilitan a los individuos alcanzar y permanecer en trabajos “favorables” y si estos factores difieren entre mujeres y hombres. El objetivo es aportar conocimiento útil para el diseño de intervenciones de política pública que considere aspectos diferenciados para ambos sexos.
El presente estudio forma parte de los aportes estratégicos que el Proyecto SolucionES está brindando a El Salvador; busca identificar estrategias y lecciones aprendidas que resulten de un mayor involucramiento del sector privado en la prevención del crimen a través de la inversión social.
El Salvador, hasta 1998, contaba con un sistema de pensiones basado en un régimen financiero de reparto, denominado Sistema Público de Pensiones (SPP), en el cual los beneficios que recibían los afiliados eran generosos al compararlos con los aportes que habían realizado, existía un manejo deficiente de las inversiones de estos fondos y otros problemas; por tales razones, era necesario realizar una reforma.
En 1998, en El Salvador se realizó un cambio estructural al sistema de pensiones. Se creó el Sistema de Ahorro para Pensiones (SAP) tras el inminente colapso financiero del sistema público de pensiones (SPP) –cuyo régimen financiero era de reparto– administrado por el Instituto Nacional de Pensiones de los Empleados Públicos (INPEP) y el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), pues los beneficios definidos no estaban en correspondencia con las contribuciones al sistema, por lo que era insostenible, situación que en algún momento se haría evidente. La piedra angular del SAP, es el ahorro individual que cada trabajador integra durante su vida laboral y la rentabilidad que se logre alcanzar durante este período al invertir esos recursos, con el objeto de financiar las pensiones cuando llegue la edad de retiro.
Con el propósito de investigar ¿cuál es la relación entre el crecimiento económico, la reducción de la pobreza y la distribución de ingreso en El Salvador? el presente análisis examina la incidencia de diferentes patrones de crecimiento sobre la pobreza y la desigualdad, a través de la construcción de “curvas de incidencia del crecimiento”, para varios episodios, tanto para el país en general como por área geográfica: urbana y rural. Se encontró que el crecimiento económico reduce la pobreza y favorece la disminución de la desigualdad de ingresos, cuando los ingresos de los segmentos de la población con más bajos recursos, son los que han percibido el crecimiento. Se emplearon los datos de la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM), elaborada por la Dirección General de Estadística y Censos (DIGESTYC) desde 1992 al presente.

Páginas

Suscribirse a RSS - Crecimiento y empleo