Suscríbase a nuestro boletín mensual INFÓRMATE, para recibir nuestros documentos digitales y lo más reciente de FUSADES.

Suscríbase

Historia de Vida - Un sueño hecho realidad

Los niños y niñas del Centro Escolar Hacienda Monte Fresco cuentan con nueva aula de parvularia.

Edith González de Portillo es maestra de parvularia y noveno grado del Centro Escolar Hacienda Monte Fresco. Su pasión y dedicación es enseñar a niños y jóvenes en la comunidad donde creció.

Hace tres años, la profe Edith comenzó a impartir clases. Su sueño era tener un espacio espacial para los niños de parvularia. El trabajo, dedicación y tenacidad la llevaron a gestionar apoyo para poder construirlas.

Es así, que se acercó a la municipalidad de Concepción Batres para exponer la necesidad de la comunidad y gestionar el apoyo. Este proyecto fue retomado en los talleres COMPARTIR que realiza el Programa de Fortalecimiento de Acción Social, Fortas de Fusades como parte del Plan Integral de Desarrollo.

 

“Un proyecto muy bonito en el que la comunidad, padres de familia y jóvenes colaboraron con mano de obra en su construcción”, dijo Edith.

Con este plan la municipalidad, Fusades y la comunidad presentaron el proyecto al programa de Educación de Banco Agrícola, y la Fundación para la Educación Económica y Cultural, FUPEC que como parte de la Responsabilidad Social Empresarial se unieron a la construcción del aula.

“Yo me siento muy feliz a parte de ser docente de esta comunidad, también vivo en esta comunidad y me siento con un orgullo, una felicidad en ver en que si se logró la obra”, recuerda Edith.

Al iniciar los trabajos de construcción de la obra se sumó el Ministerio de Educación y Fundación Telefónica. Todos unidos trabajaron por entregar aulas nuevas de clases con amplio espacio recreativo, juegos y mobiliario para la enseñanza de los niños.

“Ahora, gracias a Dios, mis niños y niñas están en un espacio especial muy bonito para que reciban sus clases. Agradezco a las instituciones como Fusades – Fortas, Banco Agrícola y la municipalidad que nos ayudaron a cumplir este sueño”, agradeció Edith.