Suscríbase a nuestro boletín mensual INFÓRMATE, para recibir nuestros documentos digitales y lo más reciente de FUSADES.

Suscríbase

Blog

Invertir en el recurso hídrico



Nuestra ubicación geográfica en la parte baja de la cuenca del río Lempa, sumado a la degradación ambiental de la mayoría del territorio y a los escenarios climáticos de los próximos 35 años, nos hace altamente vulnerables como País. Según el Artículo 117 de la Constitución, es deber del Estado proteger  y restaurar los recursos naturales, en especial el agua.  Y de acuerdo a la realidad de El Salvador, es crítico invertir en mejoras de nuestras cuencas y mantos acuíferos, además de invertir en minimizar la contaminación superficial de ríos y humedales.  El objetivo principal de todas estas inversiones es precisamente garantizar la seguridad hídrica.

 

A pesar del hecho que la mayor parte de la población de nuestra región depende de cuencas forestadas para la provisión del agua, la inversión en restauración y conservación de los recursos hídricos es insuficiente. En el caso de El Salvador la inversión es nula. Además de la necesidad de contar con una buena Ley del Agua que asegure una buena gobernanza del recurso, otra forma de apostarle a la obtención de la seguridad hídrica salvadoreña, aunque focalizada,  es la creación de fondos...

Las mediciones como instrumentos para combatir la pobreza

Los primeros registros de estudios formales sobre pobreza datan de finales del siglo XIX.  Desde entonces se han desarrollado intensos debates sobre qué es la pobreza y cómo medirla.

Años de discusión han llevado a la conclusión de que la pobreza es una condición de escasez aun de aquellos bienes más elementales lo cual tiene un impacto negativo en el bienestar de quienes la padecen. Además, es una situación compleja que se manifiesta en distintas dimensiones de la vida de las personas, y les impide desarrollar todo su potencial. En definitiva, se trata de una situación inaceptable que conlleva el deber moral de hacer algo al respecto.

En cuanto a cómo medirla, dos de los métodos que han cobrado mayor relevancia y presencia en la discusión internacional son el de pobreza por ingresos, que en términos generales la define como la falta de suficientes ingresos para adquirir un determinado conjunto de bienes y servicios.  Y, en años recientes, los índices multidimensionales, cuyo enfoque se centra en detectar las carencias en otras dimensiones adicionales al ingreso, que limitan el desarrollo pleno del potencial.

El Salvador ha seguido la tendencia mundial, así que desde la mitad de la década de los ochenta se utiliza el indicador de pobreza por ingresos como medida oficial. Y a partir de este año se...

Las mediciones como instrumentos para combatir la pobreza

Los primeros registros de estudios formales sobre pobreza datan de finales del siglo XIX.  Desde entonces se han desarrollado intensos debates sobre qué es la pobreza y cómo medirla.

Años de discusión han llevado a la conclusión de que la pobreza es una condición de escasez aun de aquellos bienes más elementales lo cual tiene un impacto negativo en el bienestar de quienes la padecen. Además, es una situación compleja que se manifiesta en distintas dimensiones de la vida de las personas, y les impide desarrollar todo su potencial. En definitiva, se trata de una situación inaceptable que conlleva el deber moral de hacer algo al respecto.

En cuanto a cómo medirla, dos de los métodos que han cobrado mayor relevancia y presencia en la discusión internacional son el de pobreza por ingresos, que en términos generales la define como la falta de suficientes ingresos para adquirir un determinado conjunto de bienes y servicios.  Y, en años recientes, los índices multidimensionales, cuyo enfoque se centra en detectar las carencias en otras dimensiones adicionales al ingreso, que limitan el desarrollo pleno del potencial.

El Salvador ha seguido la tendencia mundial, así que desde la mitad de la década de los ochenta se utiliza el indicador de pobreza por ingresos como medida oficial. Y a partir de este año se...

Los límites del crecimiento global

En 1972 se publicó el libro “Límites al Crecimiento”, “The Limits to Growth”, un reporte que se preparó para el proyecto sobre el destino de la humanidad del Club de Roma. El estudio fue elaborado por un grupo de académicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés), en el cual combinaron en un modelo de simulación las interrelaciones entre el agotamiento de recursos no renovables, el crecimiento poblacional, la producción industrial, la producción agrícola, y la contaminación ambiental; la conclusión fue que de continuar las tendencias mundiales bajo el escenario de ese momento, las condiciones de crecimiento y población que se conocían hasta ese momento no podrían pasar más del año 2100.

Investigaciones recientes, a más de cuarenta años del estudio original, encuentran que las proyecciones del escenario base, en lo que respecta a población, tasas de natalidad, tasas de mortalidad, crecimiento económico, producción industrial y producción agrícola, han seguido con bastante precisión lo que ocurrió en la realidad. Y de manera similar, el consumo de recursos renovables, y la contaminación también han seguido trayectorias cercanas a las proyecciones de hace cuarenta y tres años.

De acuerdo con estas tendencias y con los modelos que se diseñaron, eventualmente el crecimiento mundial...

¿Es el aumento del Presupuesto de Educación suficiente para una transformación educativa?





La inversión pública en el sector educativo es un área prioritaria dentro de la política social. El Proyecto de Presupuesto General del Estado de 2016 asigna al ramo de Educación $23.1 millones más con respecto a 2015, alcanzando $940.8 millones. 

En términos de eficiencia de la asignación presupuestaria, al contrario de años anteriores, el Estado parece garantizar la articulación de las prioridades educativas con la distribución de fondos. Por un lado, las prioridades del proyecto de presupuesto parecen ser coherentes con las del Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019 y con las del Plan Nacional de Educación en función de la Nación 2014-2019. Asimismo, parecen estar articuladas con la asignación. 

Las prioridades de política pública abarcan la calidad educativa, la niñez y adolescencia, y la ciencia y tecnología. Lo más atractivo y positivo del proyecto de presupuesto 2016 es que la distribución de fondos en el Ministerio de Educación (MINED) parece ser coherente con estas prioridades. Prueba de ello es el aumento de recursos destinados a los rubros educativos mencionados. En primer lugar, hay aumentos presupuestarios que tienen un efecto importante en la calidad del servicio educativo. Los...

Páginas