Suscríbase a nuestro boletín mensual INFÓRMATE, para recibir nuestros documentos digitales y lo más reciente de FUSADES.

Suscríbase

Cohesión social, crecimiento e institucionalidad: aportes para lograr un país próspero y seguro

Autor: 
Departamento de Estudios Sociales
Fecha: 
Jue, 05/03/2018

Si bien es cierto, en El Salvador ha habido algunos avances importantes en la consolidación de la  institucionalidad democrática y  el desarrollo económico y social, 26 años después de los Acuerdos de Paz aún hay deudas con la ciudadanía. Ante una realidad compleja con múltiples retos, hoy corresponde  construir un sistema de vida que permita mejorar el bienestar de todas las personas y la sostenibilidad del país, estimulando la cooperación entre distintos actores. Un país próspero y seguro se construye bajo el principio de la solidaridad y, en ese sentido, es necesario definir un proyecto de nación en el que nadie se quede atrás y todos participen.

Considerando esta necesidad, la Serie de Investigación “Cohesión social, crecimiento e institucionalidad para la sostenibilidad. Aportes para construir un país próspero y seguro” propone un marco de referencia para orientar el análisis sobre las relaciones entre cohesión social, crecimiento e institucionalidad, así como la búsqueda de propuestas de política pública para solucionar problemas sociales y económicos complejos, que trascienden más de una disciplina de conocimiento.  El punto de partida es la cohesión social, la cual se convierte en un atributo de las sociedades en la medida que estas consiguen que sus miembros libremente opten por organizarse y gestionar sus diferencias para producir bienestar. Lo anterior requiere promover la confianza fortaleciendo la integridad de las instituciones, el buen gobierno y una democracia representativa comprometida con mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Esta investigación caracteriza la cohesión social como la capacidad de una sociedad de mantenerse unida mediante la interacción de tres dimensiones que la nutren: la construcción de vínculos sociales y valores, la legitimidad de las instituciones regidas por un Estado de derecho y la igualdad de oportunidades económicas y sociales. En otras palabras, el desarrollo y la sostenibilidad de una sociedad dependen de la consolidación de un sistema de vida fundamentado en la cohesión social y sus relaciones con el crecimiento inclusivo y la institucionalidad democrática.

También concibe a la cohesión social como principio rector de la acción pública. La expectativa es que todos los actores (funcionarios, empresarios, políticos, etc.) reconozcan la importancia de promover la cohesión a través del diseño e implementación coordinada de distintas políticas públicas. Unas buscando mayor seguridad jurídica, otras más oportunidades económicas y sociales (empleo, educación, seguridad, etc.) y todas promoviendo la confianza, la cual es un factor clave para consolidar el sentido de pertenencia y la integración de la sociedad. Para generar conocimiento acerca de la cohesión social vista desde las tres dimensiones que la componen, la definición de  indicadores específicos para su medición puede contribuir a fomentar el debate sobre la efectividad de las políticas públicas, fortalecer la contraloría social, identificar problemas de desarrollo sostenible y promover mejoras en la formulación e implementación de intervenciones.

La cohesión social es una cualidad de los países que están comprometidos con el bienestar de sus ciudadanos. La participación activa y la corresponsabilidad entre cada uno de los distintos actores debería estar cimentada en el principio de subsidiariedad; es decir, cada miembro de una sociedad no solo tiene derechos y deberes, sino también es responsable de contribuir al bien común desde la posición que ocupa, sea esta en la familia, escuela, comunidad, sociedad, institución pública (gobierno central o municipal) o sector privado.

Para  lograr que El Salvador sea  próspero y seguro es imperativo que la sociedad funcione bajo el principio de la solidaridad y la multiplicación de esfuerzos, respetando el Estado de derecho y la institucionalidad democrática con un propósito: generar oportunidades para todos. En un contexto de acelerados cambios tecnológicos y nuevos desafíos económicos, políticos y sociales globales, la sociedad salvadoreña puede optar por la cooperación para sobrevivir y prosperar o seguir ignorando esta necesidad y quedarse atrás. Frente a este dilema, la expectativa es que la lectura de la Serie de Investigación que explica las conexiones entre cohesión social, crecimiento e institucionalidad invite a elegir la voluntad de cooperar como principio social, y, además, despierte el interés en aportar soluciones creativas para que en el país todas las personas puedan realizar sus sueños y desarrollar su potencial.

La Serie de Investigación “Cohesión social, crecimiento e institucionalidad para la sostenibilidad. Aportes para construir un país próspero y seguro” está disponible en http://fusades.org/node/7610 

Share

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.