Suscríbase a nuestro boletín mensual INFÓRMATE, para recibir nuestros documentos digitales y lo más reciente de FUSADES.

Suscríbase

Edulcorantes Naturales y Artificiales

Autor: 
Nidia de Landaverde, MSC – Gerente de Aseguramiento de Calidad LAB FUSADES
Fecha: 
Lun, 05/22/2017



El sabor dulce es una cualidad que el ser humano ha asociado siempre con placer y sabor agradable.

Los edulcorantes son sustancias naturales o artificiales que se utilizan para dar sabor dulce a un alimento o bebida. Los hay de alto valor calórico como el azúcar y miel, y de bajo valor calórico como los denominados sustitutos de azúcar o edulcorantes artificiales.

Edulcorantes Naturales

La gran mayoría de los edulcorantes naturales tiene alto valor calórico como el azúcar y miel, pero también hay algunos de bajo valor calórico como la Stevia. Se denominan naturales por ser precisamente de ocurrencia natural en plantas o sintetizados por animales (como es el caso de las abejas y la miel).

 

 

Algunos de los edulcorantes naturales se encuentran en la tabla 1:



Edulcorantes Artificiales

Son sustitutos típicos del azúcar, están elaborados de forma artificial e industrial, fabricados o procesados químicamente. Su valor principal es el de ser bajos en calorías o el de aportar muchísimo más dulzor que el azúcar, de modo que con una cantidad mucho menor se obtiene el mismo resultado, disminuyendo también así la ingesta de calorías.

 

Dicha característica podría ayudar a la pérdida de peso, además de controlar el nivel de azúcar en la sangre en personas con diabetes y a prevenir caries dentales pues los edulcorantes artificiales no producen los ácidos que destruyen los dientes.

 

A pesar de estos beneficios, no ha sido posible determinar el daño que puede causar al organismo humano ya que a la fecha continua siendo un tema de debate e investigación científica, porque no se ha determinado si el beneficio es mayor al daño que podrían ocasionar.

 

 

Algunos de los edulcorantes artificiales más conocidos se presentan en la tabla 2.

¿Cómo saber si un edulcorante artificial es seguro?


La FDA, como entidad rectora en el tema alimentario en los Estados Unidos, evalúa la inocuidad de todo aditivo alimentario nuevo antes de que pueda comercializarse en ese mercado y sirve como una garantía y guía para el resto de países. El proceso inicia cuando una empresa envía una petición procurando la aprobación de la FDA para algún aditivo alimentario.


Se hace una excepción para las sustancias “generalmente consideradas seguras” o GRAS (por sus siglas en inglés), porque los expertos en la materia generalmente consideran estas sustancias como seguras en las condiciones de uso indicadas y, por tanto, están exentas de pasar por el proceso de aprobación de los aditivos alimentarios.


Los aditivos alimentarios conocidos como edulcorantes artificiales, mencionados en la tabla 2, son permitidos en cantidades reguladas para ser usadas en los alimentos, de acuerdo a lo establecido por el Codex Alimentarius y el RTCA 67.04.54:10 Alimentos y Bebidas procesadas. Aditivos alimentarios.


Ya que un exceso en el consumo de edulcorantes artificiales puede ser perjudicial para la salud,  la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han establecido un índice de consumo seguro conocido como Ingesta Diaria Aceptable o IDA (ver en tabla 2 los diferentes valores para los edulcorantes). Así, para la sacarina la IDA es de 5 mg por kg de peso al día, y es uno de los más bajos entre los edulcorantes artificiales. Por ejemplo: una persona de 70 kilos no debe consumir más de 10 sobrecitos de sustituto de azúcar por día. Cabe destacar que es difícil establecer una equivalencia entre la IDA de todos los edulcorantes y los productos que los contienen, debido a que con frecuencia los endulzantes están mezclados.


Otra medida preventiva consiste en que todos los productos endulzados con aspartame lleven la siguiente leyenda: "Fenilcetonúricos: contiene fenilalanina". La fenilcetonuria es una enfermedad congénita no transmisible que impide al cuerpo la utilización correcta de la fenilalanina. Los individuos que padecen esta enfermedad necesitan controlar el consumo de este aminoácido (presente en muchas legumbres, carnes, granos, etcétera) desde el momento de su nacimiento.


El contenido de azúcar en los alimentos preenvasados se encuentra últimamente en la mira de las instituciones que cuidan de la salud, ya que investigaciones señalan que el consumo excesivo de azúcar puede derivar en problemas de sobrepeso y obesidad, cuando se combina por ejemplo con una dieta no balanceada y con falta de ejercicio.


Las nuevas normativas de etiquetado de alimentos vigentes en los Estados Unidos requieren que en estos productos se señale específicamente la cantidad de azúcar añadida al mismo (added sugar), de forma que el consumidor pueda tomar una decisión informada sobre su uso.


En el Laboratorio de FUSADES le ayudamos a determinar la presencia de azucares totales en sus productos así como la evaluación del azúcar añadida y su cumplimiento para la presentación en el etiquetado del producto. Contáctenos al 2248 5681 o por vía electrónica a yperez@fusades.org o vpena@fusades.org


Referencias:

1. www.fao.org

2. www.fda.gov

 

3. RTCA 67.04.54:10 Alimentos y Bebidas procesadas. Aditivos alimentarios.

 

Share

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.