Suscríbase a nuestro boletín mensual INFÓRMATE, para recibir nuestros documentos digitales y lo más reciente de FUSADES.

Suscríbase

LA CONTAMINACIÓN POR NUTRIENTES: NITROGENO Y FOSFORO.

Autor: 
Lic. Morena de Cárcamo – Gerente de Unidad Medio Ambiente LAB-FUSADES
Fecha: 
Mié, 11/01/2017



La contaminación por nutrientes es el resultado de su exceso en el aire, agua y suelo.

El Nitrógeno es el elemento más abundante en el aire y junto al fósforo constituyen los nutrientes naturales presentes en los ecosistemas acuáticos; ayudando al crecimiento de algas y plantas, que brindan alimento y un hábitat a peces, moluscos y otros organismos.

Sin embargo, cuando demasiado nitrógeno y fósforo ingresan a un medio, generalmente provenientes de diversas actividades humanas el aire, el agua y el suelo pueden contaminarse. 

Las fuentes principales de contaminación por nutrientes son:

• Agricultura: el estiércol animal, el exceso de fertilizante aplicado a cultivos y campos y la erosión del suelo hacen de la agricultura una de las mayores fuentes de contaminación de nitrógeno y fósforo

• Aguas pluviales: Las precipitaciones transportan contaminantes, incluyendo nitrógeno y fósforo, hacia las vías fluviales locales.

• Aguas residuales: Nuestros sistemas de alcantarillado y fosa séptica son responsables del tratamiento de grandes cantidades de residuos, y estos sistemas no siempre funcionan adecuadamente o eliminan suficiente nitrógeno y fósforo antes de descargarse en vías fluviales.

• Combustibles fósiles: La generación de energía eléctrica, la industria, el transporte y la agricultura han aumentado la cantidad de nitrógeno en el aire a través del uso de combustibles fósiles.

• Los fertilizantes, los desechos de jardinería, mascotas, ciertos jabones y detergentes contienen nitrógeno y fósforo y pueden contribuir a la contaminación de nutrientes si no se usan o se desechan apropiadamente. 

Contaminación en aire

Los compuestos nitrogenados en el aire, especialmente los óxidos de nitrógeno, contribuyen a la formación de contaminantes atmosféricos como el smog, que pueden restringir la visibilidad y afectar a la salud humana. El ozono a nivel del suelo es el componente principal del smog. Este no se emite directamente en el aire, sino que es creado por reacciones químicas entre los compuestos de nitrógeno en el aire y otros compuestos en presencia de luz solar. La luz del sol y el clima caliente causan que el ozono del suelo se forme en cantidades nocivas en el aire. 

Zonas urbanas tienden a tener altos niveles de ozono en el suelo, pero su aumento también afecta a las zonas rurales, porque el viento puede transportarlo a cientos de kilómetros de distancia. Cuando los niveles de ozono no son saludables puede afectar  la respiración y una variedad de problemas de salud incluyendo dolor en el pecho, tos, irritación de la garganta, congestión y puede empeorar a bronquitis, enfisema y asma.

El ozono a nivel del suelo también puede afectar fuertemente la salud de muchas plantas, incluyendo una variedad de especies de árboles forestales comerciales y ecológicamente importantes. Los efectos pueden incluir crecimiento y productividad reducida, follaje dañado y mayor susceptibilidad a enfermedades, insectos, plagas.

Contaminación en agua

El exceso de nitrógeno y fósforo en el agua hace que Algas crezcan rápido. Estas proliferaciones son llamadas florecimientos. Su aumento significativo deteriora la calidad del agua, los alimentos, los hábitats, y reduce el oxígeno que los peces y otras especies acuáticas necesitan para vivir. Además, las floraciones de algas y la vegetación enraizada deterioraron los usos recreativos. 

El agua subterránea, los lagos y ríos son fuentes de abastecimiento de agua potable, puede ser nociva si está contaminado por nutrientes, incluso si la contaminación es leve.

Una persona podría enfermarse si entra en contacto o bebe  agua contaminada por florecimientos de algas, consume pescado o moluscos contaminados, ya que producen cantidades elevadas de toxinas y crecimiento bacteriano, que pueden causar serios problemas de salud incluyendo: Erupciones, enfermedades  estomacales o hepáticas, problemas respiratorios, afecciones neurológicas. 

Cuando los desinfectantes utilizados para tratar el agua potable reaccionan con algas tóxicas, se pueden crear sustancias químicas nocivas denominadas dioxinas. Estos subproductos se han relacionado con los riesgos para la salud reproductiva y de desarrollo, e incluso con el cáncer.

El nitrato, un compuesto que se encuentra en los fertilizantes, a menudo contamina el agua potable en las zonas agrícolas. Los altos niveles de nitratos también causan problemas en las fuentes de agua potable.Los lactantes son vulnerables a los nitratos, 

Otras consecuencias:

• Los nitratos y las proliferaciones de algas en las fuentes de agua potable pueden aumentar drásticamente los costos de tratamiento.

• La industria del turismo tiene pérdidas en las actividades pesqueras y de navegación, como resultado de cuerpos de agua que han sido afectados por la contaminación de nutrientes y la proliferación de algas dañinas.

• La contaminación de nutrientes en el aire también puede afectar la visibilidad en los destinos al aire libre populares como parques nacionales. Este tipo de contaminación también puede dañar los edificios y otras estructuras, especialmente las de mármol y piedra caliza.

• Las industrias pesqueras y de mariscos se ven afectadas por la proliferación de algas dañinas que matan a los peces y contaminan a los peces. 

• Pérdidas inmobiliarias: El agua limpia puede elevar el valor de una casa.Los valores de propiedad frente al agua pueden disminuir debido a la visión desagradable y el olor de las floraciones de algas.

El Laboratorio de FUSADES analiza para usted la presencia de contaminantes en aguas, suelos, aire y alimentos. Déjenos conocer su necesidad específica y será un gusto atenderle. Contáctenos a laboratorio@fusades.org o a los teléfonos 2248-5681 y 2248-5650.

Share

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.