Suscríbase a nuestro boletín mensual INFÓRMATE, para recibir nuestros documentos digitales y lo más reciente de FUSADES.

Suscríbase

La cuarta revolución industrial, retos y oportunidades

Autor: 
DEC
Fecha: 
Jue, 05/17/2018

Según el Foro Económico Mundial (FEM), el mundo está viviendo la cuarta revolución industrial (4ªRI), la cual es muy diferente a las anteriores por tres razones: i) la velocidad con la que están ocurriendo los cambios no tiene precedentes en la historia; ii) amplio alcance y profundidad, ya que está presente en todos los procesos productivos a nivel global; iii) impacto es sistémico, al transformar la agricultura, industria y servicios, y fusionarlos entre sí a través de aprovechar las ventajas del Internet y de los sistemas de información.  El eje central de la cuarta revolución será la interacción de sistemas digitales con sistemas de producción física.

La 4ªRI implicará desafíos y oportunidades para todos los países, en El Salvador el aparato productivo en buena parte se caracteriza porque genera una importante cantidad del empleo en actividades de poco valor y repetitivas, las cuales han sido señaladas en diferentes estudios que presentan las mayores probabilidades para ser sustituidas por la robotización y la inteligencia artificial. Las predicciones globales sobre pérdidas de empleo por las nuevas tecnologías son altas, el Banco Mundial las estima en 57%, OECD 47% y McKinsey 45%. 

Por otra parte, las mismas instituciones plantean el surgimiento de nuevas oportunidades que generarán las tecnologías, para lo cual se requerirán nuevas habilidades que actualmente no existen. El Profesor Robert Aumann (Premio Nobel de Economía) propone tres prioridades para que las políticas públicas enfrenten el reto, estas son: educación, educación y educación.

La 4°RI ya llegó a nuestros países a través de las preferencias por el uso de los ciudadanos. Uber la aplicación para servicio de transporte comenzó a funcionar en mayo 2017, al cierre del año los taxistas tradicionales protestaron por la nueva competencia, ya que muchos salvadoreños estaban prefiriendo a los 2,000 conductores de Uber. La empresa de telecomunicaciones Tigo, ofrece servicios financieros a través de celulares alcanzando US$500 millones en transacciones, con un millón de clientes registrados en 2017; hace pocos años, estos servicios sólo eran prestados por las entidades financieras.

La robotización con la inteligencia artificial está replanteando la relocalización de industrias debido a una caída en los costos de producción, en la cual la estrategia de salarios bajos en actividades repetitivas no será viable. El reto será diseñar una estrategia que permita aprovechar las oportunidades de la revolución industrial, modificando profundamente nuestro sistema productivo hacia actividades de mayor valor agregado, soportado con un sistema educativo de estándar mundial. 

Editorial publicado en la Revista El Economista, edición mayo-junio 2018, www.eleconomista.net 

Share

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.