¿Cómo Ayudar? - Haga su donativo 

Trabajamos para unir las mentes y corazones de salvadoreños en la construcción de valores democráticos basados en libertades individuales y económicas.


Le invitamos a unirse a este esfuerzo para lograr en El Salvador una convivencia social pacífica, nacida de responsabilidad y solidaridad, con oportunidades para todos, garantizando así el respeto al estado de derecho y la institucionalidad democrática.
 

Al incorporarse como donante de FUSADES, con su donación libre de impuestos, usted está apoyando nuestro trabajo por el desarrollo económico sostenible de las comunidades más desfavorecidas, juntos vamos a convertir a El Salvador en un país de oportunidades, prosperidad y empoderamiento de su ciudadanía.
 

Donaciones personales

CategoríasBeneficiosAporte anual
COBRE
  • Boletines electrónicos periódicos
  • Invitaciones a eventos ad-hoc y charlas especiales
  • Descuentos especiales en eventos
  • Ubicación preferencial en eventos como “Promueve tu País” y “Fusades Abierto”

US $25 Donar ahora

 

BRONCE
  • Boletines electrónicos periódicos
  • Boletines trimestrales impresos
  • Participan en el equipo de edición de blogs
  • Descuentos especiales en eventos

US $100 Donar ahora

 

PLATA
  • Acceso VIP a Informes de Coyuntura u otros
  • Ubicación preferencial a eventos
  • Participación en sesiones especiales de las comisiones de los departamentos con base en política establecida
  • Invitaciones exclusivas
  • Descuentos especiales en eventos

US $250 Donar ahora

 

 

Donaciones corporativas

Nuestros donantes corporativos tienen la oportunidad de apoyar el trabajo de FUSADES en general o apoyar temas específicos y/o proyectos concretos.

CATEGORIASBENEFICIOSAPORTE ANUAL
ORO
  • Invitaciones a eventos exclusivos para 4 directivos/staff
  • Visitas guiadas a proyectos y beneficiarios
  • Mención especial en memoria anual de labores
  • Descuentos especiales en eventos
  • Cuatro agendas ejecutivas y 4 pines exclusivos

US $1,000
hasta
US $5,000Donar ahora

 

DIAMANTE
  • Dos presentaciones privadas de informes coyuntura
  • Reconocimiento durante Asamblea General
  • Mención especial en memoria anual de labores
  • Invitaciones a eventos exclusivos para 8 directivos/staff
  • Ubicación VIP en eventos de FUSADES
  • Visitas guiadas a proyectos y beneficiarios
  • Descuentos especiales en eventos
  • Colección anual de publicaciones
  • Ocho agendas ejecutivas y 8 pines exclusivos

US $5,001
hasta
US $10,000Donar ahora

 

PLATINO
  • Cuatro presentaciones privadas de informes coyuntura
  • Reconocimiento durante Asamblea General
  • Mención especial en memoria anual de labores
  • Invitaciones a eventos exclusivos para 12 directivos/staff
  • Ubicación VIP en eventos de FUSADES
  • Visitas guiadas a proyectos y beneficiarios
  • Descuentos especiales en eventos
  • Doce agendas ejecutivas y 12 pines exclusivos

US $10,000
en adelanteDonar ahora

 

 

¿Cómo ayudar?

Suscríbase a nuestro boletín mensual INFÓRMATE, para recibir nuestros documentos digitales y lo más reciente de FUSADES.

Suscríbase

 
Suscríbase

Participación en el mercado laboral como una vía para fomentar el empoderamiento económico femenino en América Latina (parte I)

Autor: 
Centro de Investigación y Estadísticas, CIE
Fecha: 
Jue, 03/09/2017

El empoderamiento económico femenino implica que la mujer logre tomar sus propias decisiones y hacer uso de los recursos disponibles y así, avanzar económicamente. Una forma de hacerlo por medio de su participación en el mercado laboral, en trabajos con condiciones favorables. A través del trabajo, la mujer podría tomar control de sus recursos y ganancias.

En Latinoamérica (LA), la participación laboral femenina ha aumentado en las últimas tres décadas; sin embargo, desde el año 2000 se ha quedado estancada.  Para 2014, la tasa de participación en la región era del 58%, mientras que la de los hombres era del 84% .  Al examinar más allá del promedio regional, se identifican diferencias entre países: El Salvador, aunque hace tres décadas tenía una tasa similar a la del promedio regional, para 2014 se encontraba 7 puntos porcentuales debajo de esta (51%); Chile, por el contrario, comenzó notablemente por debajo del promedio y ha experimentado un incremento acelerado hasta llegar cerca de este (56%). Ver Figura 1. Mientras, Argentina y Ecuador han oscilado cerca del promedio a lo largo del tiempo; México y Nicaragua se mantienen por debajo; y Uruguay y Bolivia se mantienen por arriba.

Figura 1. Participación laboral femenina: Porcentaje de mujeres entre 15 y 64 años que son económicamente activas (estimación modelado OIT)

 



[1]
Estimación de la Organización Internacional del Trabajo para 2014, porcentaje de la población entre los 15 y 64 años, WDI, Banco Mundial

Nota: La línea punteada es el promedio de LA; la línea vertical indica el lanzamiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.  Fuente: Indicadores de Desarrollo Mundial (Banco Mundial). 

También existen diferencias entre grupos de mujeres: aquellas que son pobres (que en muchos casos son indígenas o del área rural), no calificadas y las muy jóvenes o mayores tienden a tener una menor participación en el mercado laboral. 

En el estudio “Fomentando el empoderamiento de las mujeres mediante su participación laboral” , se hace un análisis exhaustivo a estas diferencias y se identifican los factores críticos que, regional e internacionalmente, afectan la participación femenina en el mercado laboral en condiciones favorables.

En general, aunque los factores identificados son comunes en el ámbito regional e internacional, estos afectan de manera diferenciada a distintos grupos de mujeres. Entre los factores encontrados, resaltan dos: (a) normas culturales y (b) la educación y capacitación. 

En esta primera entrega se abordará el factor de normas culturales, así como acciones inmediatas y de largo plazo, relacionadas con este factor, que pueden llevarse a cabo para aumentar la participación de las mujeres en el mercado laboral.  

Las normas y creencias culturales intervienen en las decisiones de participar o no en el mercado laboral. Las normas también influyen las opciones profesionales y ocupacionales que las mujeres suelen escoger. Además, la responsabilidad del trabajo doméstico y de cuidado de dependientes suele ser asignada a las mujeres, por lo que se les presenta una restricción de tiempo para participar en el mercado laboral.

Recientemente, estas normas sociales y culturales se han vuelto menos restrictivas. Ejemplo de ellos es que, según la Encuesta Mundial de Valores , la proporción de mujeres y hombres que coinciden en que “un niño sufre cuando la madre está en un empleo remunerado” ha disminuido, aunque aún es alta en varios países latinoamericanos (en Ecuador es de 60% y en México es de 45%). Por otro lado, de acuerdo con la Encuesta Latinobarómetro ,  la mayoría de mujeres está en desacuerdo o muy en desacuerdo con la afirmación “es mejor que las mujeres se queden en la casa y los hombres trabajen”, y este porcentaje ha aumentado a través del tiempo; esto no ha sido así para los hombres, donde su opinión se mantiene constante.  

Se reconoce que los cambios en las normas sociales y culturales toman tiempo. De manera inmediata, se deben generar campañas para: (1) promover la responsabilidad compartida en el hogar entre mujeres y hombres, dirigiéndose a los hombres para instarlos a que provean cuidado y tengan una paternidad activa; (2) promover la agencia  de la mujer para cambiar los roles tradicionales de género, incluyendo las opciones profesionales y de ocupación; (3) aumentar la concientización entre la población para reducir el matrimonio precoz y la práctica de cohabitación temprana, especialmente entre las poblaciones rurales y vulnerables. 

Es importante identificar y mostrar modelos globales y locales, tanto hombres como mujeres, ya que el hecho de tener un modelo alienta a las niñas a mantenerse en las escuelas y a las mujeres a tomar la decisión de ingresar a la fuerza de trabajo, llevar a cabo una carrera no tradicional mejor remunerada o iniciar un negocio. 

Además, se deben incluir a los hombres en este esfuerzo para fomentar roles equitativos de género. 

También, se debe ampliar la aplicación de buenas prácticas laborales que favorezcan la igualdad y el equilibro entre trabajo y familia. Una forma de hacerlo para las empresas es siendo parte de movimientos y certificaciones de la igualdad/equidad ya existentes ofrecidos por diferentes organismos.  

En el largo plazo, se deben revisar las leyes y marcos regulatorios  para identificar y modificar aquellas medidas que reducen la flexibilidad laboral o aumentan el costo de contratación de las mujeres.

A la par de abogar por el cambio de normas culturales, se deben tomar medidas para atenuar las restricciones de tiempo que enfrentan las mujeres. Se deben ampliar los programas y políticas relacionadas con el cuido de dependientes. Para ello los gobiernos deben articular, regular y supervisar la oferta pública y privada; así como, otorgar subsidios e incentivos a los proveedores, individuos, u otras organizaciones para complementar a los proveedores públicos, con el fin de ampliar los servicios a un costo y horario accesible para la población. 

Para poder llevar a cabo todas estas iniciativas, es necesario que los diferentes actores se involucren. Esto incluye a los gobiernos y hacedores de política, a la empresa privada, organismos internacionales, tanques de pensamiento, a la industria publicitaria, medios de comunicación y a la sociedad en general.

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------
[1]
Estimación de la Organización Internacional del Trabajo para 2014, porcentaje de la población entre los 15 y 64 años, WDI, Banco Mundial

[2] Llevado a cabo por FUSADES para el Overseas Development Institute (ODI) y Southern Voice, como parte de la serie “Stating Strong: los primeros 1000 días de los ODS” y puede ser encontrado en http://southernvoice.org/furthering-womens-empowerment-through-labour-force-participation/.

[3] Asociación de la Encuesta Mundial de Valores: Encuesta Mundial de Valores, varios años.

[4] Corporación Latinobarómetro, 2015.

[5] Por agencia se refiere al poder de la mujer de tomar decisiones y hacer uso de los recursos que tiene a su disposición.

http://southernvoice.org/furthering-womens-empowerment-through-labour-force-participation/.

Share

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.