Suscríbase a nuestro boletín mensual INFÓRMATE, para recibir nuestros documentos digitales y lo más reciente de FUSADES.

Suscríbase

Proyecto de presupuesto 2020: más gasto y endeudamiento

Autor: 
DEC
Fecha: 
Mié, 10/16/2019

El pasado 30 de septiembre el Ministro de Hacienda presentó el proyecto de presupuesto 2020 (PP2020) a la Asamblea Legislativa. Por ser el primero de la nueva administración había expectativa por conocer las prioridades y si existiría el compromiso de ordenar las finanzas públicas.

El PP2020 aumentó US$512.9 millones (8.7%) con respecto al P2019 (ajustado por la emisión de US$800 millones), un incremento importante.  Los desembolsos de deuda son US$257.5 millones superiores a los del P2019, y todavía falta incluir préstamos que se están negociando.

No hay cumplimiento de la Ley de Responsabilidad Fiscal que establece un ajuste, por el lado de ingresos y gastos, de tres puntos del PIB (2017-21), para lograr la sostenibilidad de la deuda.  La brecha fiscal del sector público no financiero (SPNF), contenida en el PP2020, es de US$971.7 millones, que es muy alta para estabilizar la deuda.  En un escenario de alto endeudamiento, mayor al 70% del PIB, se dificultará mejorar la calificación crediticia del país, y se continuará pagando intereses más altos, que los que pagan las naciones con mejor nota. 

Desde 2018 los presupuestos se presentan más completos: se controla la sobrestimación de  ingresos, y se reducen las subestimaciones u omisiones de gastos; lo que ha implicado incluir deuda para gasto de funcionamiento en el presupuesto. 

Se le ha facilitado al gobierno adquirir deuda para gasto corriente, existiendo el peligro que se incurra en gastos excesivos y no prioritarios, y que los beneficios adicionales prioricen la planilla del Estado en contraposición a los programas sociales.

Cada vez aumenta el financiamiento para refuerzo presupuestario, el cual supera ampliamente el endeudamiento para proyectos o programas. En el PP2020 se solicitan US$755.8 millones para gasto corriente, un incremento de 52.1%; este monto es igual al presupuesto del Ministerio de Salud (US$755.1 millones) para 2020.

En cuanto a las prioridades, en el PP2020 se registran aumentos importantes en las carteras relacionadas con seguridad y salud, y también se asigna más al desarrollo local.  El Ministerio de Justicia y Seguridad Pública y el Ramo de la Defensa presentan incrementos significativos; pero la Fiscalía General de la República reduce su asignación presupuestaria, al comparar el PP2020 con el presupuesto 2019, modificado a la fecha.

Continúa un aumento importante en las remuneraciones y plazas del SPNF, las primeras se incrementan en US$92.8 millones, y se crean 2,262 puestos, lo que hace más rígido el presupuesto.

No parece haber racionalización del gasto, y ordenar las cuentas fiscales continúa siendo una tarea pendiente.  En la medida que esto se posponga, el costo aumenta y el margen de acción se estrecha.  El presupuesto por resultados es una promesa que sigue sin cumplirse y que se vuelve cada vez más necesario.  Gastar más no se traduce automáticamente en mejores servicios públicos y programas sociales; por lo que se debe contar con un instrumento que permita una mejor evaluación del gasto público.

 

*: Editorial publicado en la revista El Economista, edición octubre – noviembre 2019, www.eleconomista.net

Share

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.