Suscríbase a nuestro boletín mensual INFÓRMATE, para recibir nuestros documentos digitales y lo más reciente de FUSADES.

Suscríbase

FUSADES realiza foro especializado sobre las Zonas Económicas Especiales

hew

 

FUSADES continúa con su compromiso de lograr que el progreso económico, social e institucional beneficie a todos los salvadoreños. Realizó el foro denominado: Zonas Económicas Especiales ¿apuesta para crear desarrollo? como un primer esfuerzo por contribuir al análisis sobre la Ley de Zonas Económicas Especiales (LZEE), que actualmente se discute en la Comisión de Economía de la Asamblea Legislativa; esta ley busca promover mayores oportunidades para un área del oriente del país. 

•El proyecto de LZEE contempla 26 municipios de la zona oriental, la cual constituye un aproximado del 15% de todo el territorio nacional, 3,157.8 km2, donde viven 507,111 habitantes. Un indicador sobre el poco conocimiento que existe de la zona, es la limitada información estadística sobre los municipios en la zona oriental, y de los 26 que se pretende beneficiar. Con el fin de caracterizar con algunos datos, compartimos los siguientes:

-La pobreza extrema promedio en el país fue 7.9% en 2016; y para 2007 –año que se obtuvo información para los 26 municipios– se destaca que la pobreza extrema en todos los municipios fue mayor que el promedio nacional, 10.8%.

-En pobreza relativa, solo seis municipios, en 2007, disponían de un resultado inferior al promedio nacional (23.8%).

-En educación, solo cuatro de los municipios muestran una cobertura de educación en bachillerato superior al 20%.

-De la población que dispone de un título universitario, solo en dos de ellos se supera el 2.5%. 

-En infraestructura, existe una baja densidad de kilómetros por área, lo cual crea dificultades para conectar a las personas a las fuentes de empleo, y a los centros productivos con los centros de consumo.

-Sobre el capital empresarial, se destaca que en los cuatro departamentos de la zona oriental se encuentran registradas 26,000 empresas, de acuerdo con la Dirección General de Estadística y Censos (DIGESTYC), las cuales resultan que están muy por debajo de las 62,000 existentes en San Salvador. 

-Sobre los 26 municipios, solo tres de ellos disponían del 56% de las empresas de los municipios beneficiados (Usulután, Santa Rosa de Lima y La Unión).

 •Las cifras anteriores indican que necesitamos reflexionar sobre el desarrollo de los territorios; debemos recordar que desde el 2000 empezó la Comisión Nacional de Desarrollo (CND) a replantear, precisamente sobre el desarrollo de los territorios. La CND permitió que el primer FOMILENIO I se destinara completamente a fortalecer la zona norte; simultáneamente se apoyó la construcción del puerto La Unión, como otra gran apuesta para llevar desarrollo a oriente. También, FOMILENIO II se diseñó para favorecer la zona costera marina. Esta evolución en el pensamiento y acción de la política pública se ha desarrollado en un incremento del FODES hasta llegar el 8% del Presupuesto de la Nación, desembolsando así más de US$350 millones cada año en los territorios. Recursos como FODES son importantes, pero hay que evaluar su transparencia y cómo se gastan, se debe garantizar que sí están llegando a los pobladores más necesitados.

En FUSADES, seguimos analizando el desarrollo de los territorios, acompañando la solución de los problemas a través del programa FORTAS, que trabaja directamente con los municipios del país; también, hemos realizado estudios apoyando a JICA para la zona oriental, y recientemente se ha publicado la Serie de Investigación “Desarrollo económico regional y especializaciones productivas en El Salvador”.  

Con base en dichos estudios y al diagnóstico que se ha realizado sobre la Ley, surgen importantes preocupaciones relativas al proceso de formación de varios artículos sobre la LZEE, y también a la imperiosa necesidad de contar con una agenda estratégica que brinde viabilidad y calidad de vida a los salvadoreños de la zona oriental; estos son:

-El potencial de la inclusión. La LZEE es de carácter territorial, pero no fue previamente consultada con diversos actores del oriente; por esta razón no incluye factores tan claves como la calidad de la enseñanza, infraestructura de las escuelas o el acceso a Internet en las mismas. 

-Las zonas económicas, son tan especiales, que solo en el gobierno central las entiende, las personas de oriente y el resto del país, no saben en qué consisten y a quién benefician.

-Falta de transparencia. La LZEE se presenta en un contexto donde se ha conocido que algunos empresarios de la República de China han manifestado su interés en comprar la Isla Perico, arrendar zonas extraportuarias del puerto de La Unión (sin que este funcione), y se han manifestado en la concesión del puerto de La Unión. Además, se rompieron las relaciones históricas con Taiwán, para abrir relaciones con la República de China, sin saber lo que ha negociado el gobierno a espaldas del soberano.

-Una ley que excluye a los inversionistas salvadoreños.  Según la LZEE presentada por el gobierno, solo aquellos con US$20 millones de inversión inicial y que nunca hayan pagado impuestos en El Salvador, podrán gozar de sus beneficios.

-Más empleos vinculados con un mejor clima de inversión. La LZEE puede ser tan importante para el empleo, si se promueve un clima de inversión adecuado, basado en el Estado de derecho y en la transparencia.  Es importante replantearse cómo puede existir un clima de inversión favorable, si aún no tenemos una Sala de lo Constitucional; la elección se encuentra entrampada por cuestiones de índole político, debido a que no se están eligiendo a los mejores y probos candidatos, sino a quienes defenderán los intereses de quienes tienen problemas con la probidad y con el cumplimiento de la Constitución.

-Se necesita una agenda de desarrollo que complemente la LZEE. Una ley de zonas económicas especiales debe acompañarse de seguridad, educación, salud e infraestructura. No se puede pensar que se alcanzará la prosperidad, rodeado de un mar de pobreza y sin condiciones para el desarrollo.

FUSADES está comprometido con el desarrollo del país y por ello este evento contribuirá a la formación de opinión, con conocimiento de las mejores prácticas internacionales sobre el funcionamiento efectivo de las ZEE y advirtiendo a la población sobre los posibles fallos; en el foro también se conocerá sobre la experiencia mexicana, y compartiremos con especialistas de la zona oriental para entender las oportunidades y limitaciones existentes. Este evento traerá beneficios para la población, ya que podremos contar con información auténtica y actualizada, para que se tomen así las mejores decisiones, basándonos en el interés nacional. 

El evento estuvo estructurado de la siguiente manera:

• Presentación: “Retos de las Zonas Económicas Especiales en El Salvador: experiencia internacional”: Lic. Johanna Hill, experta en tema de comercio internacional, quien hizo énfasis en el proyecto de la Ley de Zonas Económicas Especiales (LZEE) que está siendo discutido en la Comisión de Economía. Hubo comentarios generales sobre posibles áreas de mejora, con base en experiencias internacionales: Corea del Sur, México, India, Malasia, etc.  Ventajas y desventajas de tener ZEE en el país.  Asimismo, identificó los retos de infraestructura, logística, mano de obra y la necesidad de un plan de desarrollo para el éxito de la ley.

• Presentación “El desarrollo de Zonas Económicas Especiales en México”: Lic. Gerardo Gutiérrez Candiani.  Titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de Zonas Económicas Especiales de México. Compartió sobre la experiencia mexicana en la elaboración y aprobación de la LZEE.  Cuáles son los principales retos, obstáculos y lecciones aprendidas.  Analizó la generación de empleo, evolución de la inversión, exportaciones o proyecciones. Cuáles fueron las apuestas estratégicas que definieron y el Plan de Desarrollo para la implementación de la LZEE. Comentarios sobre cómo seleccionaron los territorios y la metodología. Adicionalmente hubo comentarios sobre el tema medioambiental.

• El panel de comentaristas sobre el proyecto de LZEE en El Salvador, contó con la Lic. Johanna Hill como moderadora y estuvo conformado por: 

1. Sergio Romero Guzmán, Gerente General, Grupo Campestre

2. Luis Membreño, Consultor de proyectos de desarrollo empresarial en oriente

3. Carlos Arriola, Vicerrector académico ITCA-FEPADE

 

 



Share