Suscríbase a nuestro boletín mensual INFÓRMATE, para recibir nuestros documentos digitales y lo más reciente de FUSADES.

Suscríbase

Informe de Coyuntura Económica. Noviembre de 2018

hew

 En 2018 la economía continúa con bajo crecimiento y poca generación de empleos formales, al mismo tiempo que los indicadores fiscales se deterioran, con mayor déficit y deuda pública.

Durante 2018 prevaleció un entorno económico positivo, pero el crecimiento global perdió parte del impulso de 2017. Se prevé que el PIB mundial aumente 3.7% en 2018 y 2019. 

• El PIB estadounidense creció 3.5% en el tercer trimestre de 2018 y en el segundo lo hizo en 4.2%. El desempleo total era 3.7% a actubre y el hispano 4.4%.

• El precio promedio del barril de petróleo alcanzó US$76.7 en octubre, aumentando 25.4% respecto a diciembre de 2017; sin embargo, en noviembre, este promedio se redujo a US$62.3.

• Las condiciones financieras globales se tornaron un poco restrictivas en 2018. La tasa LIBOR a seis meses alcanzó 2.8% a noviembre y el rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años de plazo es 3.16%.

Las finanzas públicas continuaron por una ruta de deterioro, con incrementos de déficit y deuda pública, un proyecto de presupuesto expansivo para 2019 y una Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF) que no es creíble.

• El déficit se amplió de US$222 millones a US$427.9 millones a octubre de 2018 (92.7%).  Las proyecciones son que en 2018 puede superar 3% del PIB, y 3.7% en 2019. El aumento de la brecha ocurre a pesar del ahorro de US$147.7 millones en pensiones, y de más de US$100 millones de ingresos por la amnistía tributaria.

• No se cumplió con la LRF, al no haber realizado el ajuste de 3 puntos estipulado para 2017-2019; ni con lo que dictó la Sala de lo Constitucional sobre racionalizar el gasto. El gasto corriente sin intereses y sin pensiones creció 11.8%.

• Las recientes reformas a la LRF, la hacen más laxa, y pasan la responsabilidad del ajuste a la nueva administración 2019-2024.

• El Proyecto de Presupuesto 2019 (PP2019) es expansionista, y requiere US$607 millones de deuda para gasto corriente, superando los US$350 millones requeridos en 2018.

• La deuda pública alcanzó US$18,429 millones a octubre. Las proyecciones, en un escenario pasivo, son que la deuda seguirá creciendo y puede llegar a 76.7% del PIB en 2024; situación complicada, considerando el vencimiento de bonos por US$2,457.7 millones en 2019-2024.

Los shocks externos afectaron a la economía local, y no logramos aprovechar las oportunidades exportando más.

• El Déficit de Cuenta Corriente (DCC) fue 3.2% del PIB en el primer semestre, aumentando respecto al 0.6% del año previo; influenciado por dos shocks negativos, el aumento de la factura petrolera y mayores pagos por intereses, los cuales fueron mayores que el flujo de remesas.

• Las remesas se incrementaron en US$375.3 millones a octubre de 2018; la factura petrolera se expandió en US$288.4 millones (27.6%). En términos netos, la economía experimentó un impulso bajo de 0.3% del PIB. 

• Las exportaciones de bienes se desaceleraron a 3.1% en octubre de 2018, comparado con el 6% de hace un año.

El crecimiento económico sigue débil y frágil, el cual no genera el empleo suficiente que satisfaga a las familias y contribuya a reducir la migración.

• El saldo neto del Indicador de Ventas de FUSADES se desaceleró a 24 en el tercer trimestre, respecto al 31.5 del segundo trimestre.

• El IVAE perdió velocidad, 1.4% en septiembre, respecto a 3.2% de hace un año; explicado por una fuerte contracción del sector agropecuario, y menos dinamismo en el resto de actividades.

• Los cotizantes del ISSS crecieron 1.5% a agosto de 2018, incrementando 12,433 plazas en el último año, muy por debajo de las 55,000 plazas necesarias.

Sin inversión, no hay nuevos empleos: al tercer trimestre la percepción del clima sigue negativa

• El saldo neto del clima de inversión fue -27.3 al tercer trimestre, siendo menos negativo que hace un año -52.3, cuando había un alto riesgo de crisis fiscal.

• Al tercer trimestre, la incertidumbre política pasó a ocupar el primer lugar, mientras que la inseguridad cayó al segundo lugar.

• La Inversión Extranjera Directa disminuyó a US$287.4 millones al primer semestre de 2018; hace un año fue US$406 millones (-29%).

¿Qué necesita el país para corregir el rumbo? Crear confianza en el clima de negocios e invertir fuertemente para incorporarse a la cuarta revolución industrial; y en las finanzas públicas realizar un ajuste responsable, limitando el déficit fiscal en 2019 a 2.5% del PIB, lo cual requiere revisar el Presupuesto 2019, y aprobar el bono para honrar deuda por US$800 millones. 


 


Archivo Adjunto: 
AdjuntoTamaño
NOTAS DE PRENSA.pdf1.22 MB
Share