Suscríbase a nuestro boletín mensual INFÓRMATE, para recibir nuestros documentos digitales y lo más reciente de FUSADES.

Suscríbase

Presentación a medios de comunicación de Informe de Coyuntura Económica Segundo trimestre de 2015

hew
Image: 

Al segundo trimestre de 2015 se mantiene el bajo crecimiento económico a pesar del efecto positivo externo de la caída de los precios del petróleo. Las finanzas públicas continúan en deterioro, aumentando el riesgo de insostenibilidad fiscal. La experiencia de Grecia es muy ilustrativa de lo que El Salvador debe evitar. 

Caída de los precios externos del petróleo, favorecen la economía

• Las proyecciones de precios del petróleo son bajas para el resto de 2015 y 2016, de acuerdo con el FMI, lo que se debe en un 50% por cambios permanentes en la economía mundial, como los avances tecnológicos como la extracción del petróleo de esquisto, menores costos de producción de renovables, y uso más eficiente de la energía; y el resto de la baja se debe a factores coyunturales.

• La factura petrolera se redujo en US$209 millones a junio, similar a todo 2014, cuando bajó en US$213 millones.

• El impacto es de aproximadamente 0.8% del PIB en seis meses, siendo alto para una economía que crece poco.

El crecimiento continúa siendo insuficiente para generar el empleo que se necesita

• El empleo formal apenas creció en 0.2% a mayo, generando 1,709 plazas nuevas respecto a mayo de 2014, por debajo de las 60,000 que se demandan anualmente.

• El IVAE a mayo creció apenas 0.5%, similar a la del año pasado, 0.6%.

• El Indicador de Ventas de FUSADES aumentó 13.4 al segundo trimestre, el cual se explicó por la industria y servicios.

• La inflación fue negativa 0.8% a junio, pero la canasta básica de alimentos urbana aumentó en 10.3% y rural 14.7%.

• Las exportaciones crecieron en 6% (US$2,827 millones), recuperando el nivel de 2013, y las importaciones totales se contrajeron en 3%.

Tanto la inversión nacional como la extranjera continúan extremadamente bajas

• Aumentó el número de empresas sin interés en invertir a 59.6%, la tasa más alta en los últimos cuatro años.

• La IED se desploma en -74.5% (US$6.3 millones), la más baja de Centroamérica.

• En el Sector Público no Financiero (SPNF), la inversión bruta acumulada a junio de 2015 se redujo US$4.6 millones comparado con igual mes de 2014.

• El clima de inversión cayó a su nivel más bajo -61, desde que inició la serie. Debido al alza de la delincuencia, la incertidumbre de las políticas y bajo crecimiento económico

• Si bien, las importaciones de bienes de capital aumentaron en 5.2%.

El deterioro en las finanzas públicas continúa, con elevados déficits fiscales y alto endeudamiento, asociado con un proceso presupuestario poco transparente

• En un período de siete meses El Salvador fue degradado en su calificación crediticia por Fitch Ratings y Standard & Poor’s de BB- a B+. 

• El déficit del SPNF a junio de 2015 fue de US$168.9 millones, similar al del año pasado; sin embargo, de acuerdo con las proyecciones del Ministerio de Hacienda (MH), para 2015, la brecha fiscal se ampliará llegando a US$1,027.6 millones.

• A abril de 2015, los ingresos tributarios se encontraban US$156.7 millones por debajo de lo esperado, reflejando la sobrestimación de ingresos en el presupuesto aprobado de 2015.

• De diciembre a julio de este año, la deuda de corto plazo, o Letes, se incrementó 85%, llegando a US$607.5 millones, a pesar de haber sido restructurada a finales del año pasado. 

• Los presupuestos que no son acordes con la realidad facilitan el endeudamiento.  Los ingresos se sobrestiman, se omiten y se subestiman gastos, las cifras presupuestarias reflejan un déficit más bajo que el proyectado por el MH, esta situación no se debe repetir en el próximo anteproyecto de presupuesto para 2016.

La crisis griega es un ejemplo que ningún país quisiera padecer

• La crisis fiscal griega se recrudeció en 2015, con elevados costos para la población –contracción económica por siete años, alto desempleo (25%), aumento de la pobreza, sistema bancario debilitado-. 

• El Salvador no está en la debacle griega, pero desde hace varios años afronta un desequilibrio fiscal recurrente, alto endeudamiento y presupuestos incompletos, problemas que son urgentes de resolver para que no se vuelvan irreversibles. 

• Esta experiencia deja varias lecciones, entre las que resaltan que la acumulación desproporcionada de deuda pública, termina en crisis profundas y prolongadas, con enormes costos para la población, por lo que deben evitarse; y es esencial que exista certidumbre y transparencia de las cuentas fiscales.

El entorno internacional del petróleo y Grecia, debe ser capitalizado por El Salvador para impulsar políticas públicas que contribuyan al desarrollo y a la estabilidad. 

• La reducción y focalización de los subsidios a la energía, además de contribuir a reducir el desequilibrio fiscal, ayuda a disminuir los gases de efecto invernadero, y permite precios que incentiven la energía renovable.

• El presupuesto general de la nación de 2016 debe ser transparente y completo, y con proyección de ingresos realista. Debe incluir las devoluciones de impuestos.

• Es necesario un acuerdo nacional que tenga como meta convertir a El Salvador en un país de renta alta, y que genere 60,000 empleos formales al año.

Share