Suscríbase a nuestro boletín mensual INFÓRMATE, para recibir nuestros documentos digitales y lo más reciente de FUSADES.

Suscríbase

38 de cada 100 salvadoreños son pobres, igual que hace diez años. La política social debe revisarse

Autor: 
DEC
Fecha: 
Mar, 08/08/2017

En El Salvador, superar la pobreza sigue siendo uno de los principales retos del desarrollo. La Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM) 2016 presentada en junio de 2017 por la Dirección General de Estadística y Censos (DIGESTYC) constata que, en 2016, 38 de cada 100 personas se encuentra en esta situación. Oficialmente, existen dos formas para saber cuál es la proporción de personas u hogares que sufren esta condición. La pobreza monetaria considera la insuficiencia de ingresos para cubrir el costo de la canasta básica alimentaria o bien un conjunto de productos considerados básicos en la dieta de la población. La pobreza multidimensional, en contraste, identifica que 34 de cada 100 hogares sufren siete o más carencias relacionadas con: el acceso a educación, salud y servicios básicos, empleo y seguridad social (seguro médico y pensión), condiciones de la vivienda y seguridad del entorno. El informe destaca como un logro importante que de 2015 a 2016 el porcentaje de hogares en pobreza monetaria disminuyó de 34.9% a 32.7%. Aunque este anuncio pareciera muy positivo, al examinar la evolución en el mediano y largo plazo de este indicador, la evidencia encontrada despierta preocupación. Hoy, como hace una década, un tercio de los hogares donde residen aproximadamente dos millones y medio de personas, son pobres. Lo que invita a cuestionar la efectividad de las políticas públicas y la forma como se ha orientado la inversión en desarrollo social.