Se analiza cuál ha sido la evolución de la inversión pública en el área social, haciendo especial énfasis en los sectores de educación y salud. Considerando que alcanzar un nivel óptimo de desarrollo social requiere de acciones constantes en el tiempo, se concluye que ante las actuales restricciones financieras del estado es indispensable adoptar una serie de medidas de corto, mediano y largo plazo que permitan mejorar la eficiencia y eficacia del gasto y aumentar, de manera creciente y sostenible, los esfuerzos de inversión en desarrollo social.

  • Helga Elisa Cuéllar-Marchelli
  • Estudios sociales
  • Estudios sociales