En la medida que El Salvador intenta contener la pandemia COVID-19 mientras reabre su economía de forma segura, es importante disponer de datos de pruebas precisos y fiables sobre la trayectoria actual de la enfermedad en términos de infecciones activas y pasadas entre la población. Es igualmente importante tener la información correspondiente sobre los síntomas COVID-19 y los patrones de comportamiento preventivos, distinguibles por datos demográficos, el estado de salud general y el estado económico/trabajo.                        

  • Helga Elisa Cuéllar-Marchelli
  • Estudios sociales