El Salvador enfrenta varios desafíos, pero alcanzar un mayor bienestar pasará ineludiblemente por responder a la pregunta siguiente ¿Cómo reactivar las inversiones en El Salvador? Históricamente la inversión del país ha sido baja, 15.9% del PIB (1991-2016), pero en los últimos tres años observó una disminución a un promedio de 13.7%; por otra parte, la inversión extranjera directa (IED) por más de ocho años ha sido la más baja de Centroamérica, incluso ubicándose por debajo de la mitad del siguiente país con menor inversión en la región. Esta situación está provocando menor creación de empleo, menores oportunidades de progresar, y mantiene alta la tasa de informalidad.

  • Álvaro Trigueros Argüello
  • Estudios económicos
  • Estudios legales