Un acto esencial de la democracia, como son las elecciones, no debe representar un obstáculo para el crecimiento económico y el progreso social. Tampoco instrumentos como el presupuesto y las finanzas públicas deben ser utilizados con fines partidarios.

  • Estudios económicos