La pandemia de COVID-19 ha cambiado la manera de vivir, estudiar y trabajar de las personas de manera desigual. Los más afectados han sido las personas en el área rural, niños, adolescentes, adultos mayores y mujeres, quienes previo a la emergencia, ya se encontraban en situación de vulnerabilidad. Además de su impacto en la salud, esta también ha provocado un incremento en la pobreza y la profundización de brechas sociales, particularmente en las áreas de educación y empleo.

  • Helga Elisa Cuéllar-Marchelli
  • Alejandro Javier Flores Morán
  • Gabriela María Góchez Magaña
  • Estudios sociales