El proceso de elección de magistrados de la CSJ ha experimentado una serie de cambios positivos en años recientes, producto de una serie de sentencias de la Sala de lo Constitucional que han ido mejorando los filtros, eliminando el secretismo y prohibiendo algunas formas de vinculación que restan independencia a los candidatos. El proceso que se está llevando a cabo actualmente se encuentra en la etapa que corresponde diligenciar al CNJ, puesto que la mitad del listado que corresponde elegir a los abogados ya fue determinada el pasado 10 de marzo en la elección organizada por la FEDAES. Entre ambos procesos hay diferencias muy profundas, en la medida que el primero se lleva a cabo sin mayores filtros, producto de una elección basada en las preferencias de los abogados. El CNJ, en cambio, sí está obligado normativamente a seleccionar a los candidatos con base en méritos y a motivar su decisión a través de un proceso público.

  • Javier Castro De León
  • Estudios legales
  • Estudios legales