Nuestro país, junto a una gran mayoría de países, enfrenta actualmente una crisis sanitaria sumamente compleja y grave. Las medidas para limitar el impacto de la epidemia de COVID-19 son urgentes y nadie pretende menoscabar la necesidad de poderlas implementar de forma rápida y eficaz. Para tal efecto, la Asamblea Legislativa ha autorizado al Ejecutivo poderes “extraordinarios” de forma temporal y limitada, en el marco de lo que la Constitución señala para los momentos de crisis nacional. También se ha autorizado al Ejecutivo para disponer de cuantiosas sumas de dinero a fin de enfrentar la epidemia.

  • Javier Castro De León
  • Estudios legales
  • Estudios legales